Vivienda diseñada para el ahorro energético

Diseñar una vivienda para el ahorro energético

El ahorro energético es una de las prioridades de la actualidad. El encarecimiento de la energía hace necesaria una intervención para conseguirlo en el diseño del proyecto. Desde la selección del terreno o área geográfica, hasta la decisión de los materiales. Los detalles, sin duda, afectan a como ahorrar energía en los hogares. En este sentido, los arquitectos tienen mucho que decir, ya que desde el plano, las viviendas del futuro deben ser capaces de aprovechar los recursos y optimizar el consumo energético.

¿Qué es la arquitectura eficiente? La arquitectura eficiente es aquella que se centra en el ahorro energético. Edificios autosuficientes gracias a la combinación de una correcta integración en el entorno, mucha planificación y el uso de materiales e instalaciones que potencien la eficiencia energética. Bajo el estándar de Passivhauss, nacido en Alemania en los años ochenta, son casas pasivas, aquellas en las que la demanda de energía necesaria es menor o igual a 15kwh/m2 al año, mientras que la energía primaria utilizada por la edificación no debe sobrepasar los 100 kwh/m2 al año.

Aprovechar el entorno para el ahorro energético

Valorar el entorno desde la perspectiva del ahorro energético es esencial. La ubicación y el clima del área en la que se inicia un proyecto de obra nueva afecta de forma directa al consumo de energía que tendrá la vivienda. Tener en cuenta la geotermia o la aerotermia a la hora de planificar la construcción, puede marcar la diferencia. Una correcta investigación del entorno puede ser fundamental no solo para conseguir una vivienda pasiva o autosuficiente, sino también para optimizar el uso de materiales que potencien la reducción de la huella de carbono.

Vivienda diseñada para el ahorro energético

Ubicación geográfica y arquitectura bioclimática

La ubicación geográfica afecta a la capacidad de una vivienda para ahorrar energía. Una zona costera siempre será más luminosa que una zona de montaña. El acceso a la luminosidad afectará de forma directa al consumo de energía. Una arquitectura bioclimática aprovechará en gran medida los recursos de km 0 si tiene en cuenta las especificidades de cada territorio.

Climatología y ahorro energético

El ahorro energético está relacionado con el clima. Primero, porque las energías renovables que sustentan algunos de los sistemas de la vivienda, pueden verse afectados. No tiene sentido una placa solar en una zona con tendencia al nublado, como tampoco se debe instalar un molino eólico en un lugar sin mucho viento. A pesar de que el clima es de lo más cambiante, siempre es esencial conocer las temperaturas máximas y mínimas en la zona. En segundo lugar, es importante valorar otros detalles como la cantidad de lluvia. Sin olvidar, el impacto del viento u otras situaciones climatológicas como la existencia de nevadas en la zona.

Orientación de la vivienda para el ahorro energético

La arquitectura bioclimática tiene en cuenta factores de ahorro energético como el clima, la ubicación geográfica, pero también la orientación del inmueble. Una vivienda bien orientada para aprovechar al máximo los beneficios que aporta su entorno más inmediato, ya es una construcción que optimiza la energía y reduce el consumo.

Aislamiento térmico para disminuir el consumo energético

Una vivienda dotada de una estructura con aislamiento térmico incide en el ahorro energético. Analizando con cuidado la ubicación y las condiciones climatológicas, pero también la orientación del inmueble, podemos encontrar el mejor modo de realizar un aislamiento térmico. Evitar los puntos de fuga del calor o el frío se vuelve fundamental, pero si además la construcción cuenta con un diseño arquitectónico que incorpore los denominados sistemas SATE de aislamiento térmico exterior, la eficiencia será mayor.

Distribuir una vivienda para ahorrar energía

El ahorro energético está directamente relacionado con la distribución de una vivienda. Desde el número de baños, hasta la ubicación de las ventanas afectan al consumo. Es importante, por tanto, aprovechar la información extraída de la investigación previa, para determinar por dónde entrará el sol, en qué zonas impactará el aire o cómo afectará la lluvia. Valorar los puentes térmicos y las fugas de calor o frío a través de ventanas y puertas es esencial, pero también, ordenar el interior, colocando los espacios de mayor uso durante el día y la noche agrupados. Todo ello sin perder de vista la orientación de cada espacio y el uso que se le dará a cada estancia una vez finalizada la construcción.

Utilizar la luz y el aire para disminuir el consumo

El ahorro energético y una buena orientación van de la mano. Sin embargo, al distribuir el espacio es preciso utilizar correctamente las corrientes de aire para generar la ventilación cruzada. Una planificación que afectará al uso del aire acondicionado en épocas calurosas, pero también a lo rápido que la casa se ventile en la época fría, perdiendo calor interior. Del mismo modo, la luz marca el mejor modo de generar una vivienda con sombra en zonas demasiado soleadas, o una casa a plena luz para paliar los efectos del frío más invernal.

Acristalar las terrazas para el ahorro energético

El acristalamiento de las terrazas incide de forma directa en el ahorro energético de la vivienda. Las cortinas de cristal generan una capa exterior que protege la temperatura interior. Gracias a su sistema de cierre y apertura, pero también a su posición de ventilación, regulan la entrada de aire. La identidad de la terraza no se pierde, por lo que es posible disfrutarla totalmente abierta durante las épocas más suaves y cerrarla, para crear un espacio integrado con el resto de la vivienda en épocas con climas más severos. Con la incorporación de los estores, situados en distintas posiciones, se potencia la sombra en verano. Además, aportan ese punto de intimidad tan necesario en edificios de cristal, sobre todo por las noches al encender las luces interiores. Una solución ideal para ahorrar energía tanto en verano, como en invierno.

Vivienda diseñada para el ahorro energético

Ahorrar energía con materiales sostenibles

La selección de los diferentes materiales que conformarán la nueva vivienda es esencial para el ahorro de energía. Seleccionar materiales sostenibles, con poca huella ecológica o fácilmente reciclables, contribuye, sin lugar a dudas, al ahorro de energía.

El ahorro energético con vidrio templado

El vidrio templado es un elemento esencial para incidir en el ahorro energético de cualquier vivienda. Material utilizado para fachadas de cristal y terrazas, porches o balcones acristalados, aportando líneas elegantes a los edificios y potenciando la entrada de luz. Cortinas de cristal instaladas en proyectos de obra nueva con Lumon cuya huella de carbono se compensa en tres años y medio.

Upcycling para ahorrar energía

Materiales de derribo, forjas u otros elementos arquitectónicos, como vigas de madera rescatadas, pueden dar forma a una vivienda pensada para el ahorro energético. Este aprovechamiento de materiales, que ya han tenido una vida, puede ser interesante para un diseño sostenible y, al mismo tiempo, para dotar de identidad a una nueva construcción a través del rescate de la memoria en el propio entorno. Vidrieras, marcos de ventanas o herrajes, pero también puertas u otros elementos pueden dar ese toque rústico al mismo tiempo que aportan su grano de arena al mundo de la sostenibilidad. Las piedras naturales del propio entorno o rescatadas de construcciones antiguas, pueden terminar de dar forma a un proyecto, potencia la sostenibilidad y la eficiencia energética en distintos niveles.

Materiales biodegradables para ahorrar energía

También podemos encontrar el ahorro energético en la selección de materiales biodegradables como las maderas. Materiales sostenibles con un periodo de crecimiento rápido como el bambú o el árbol kiri y, al mismo tiempo, resistentes y elegantes. Correctamente tratadas y protegidas, pueden dar ese toque rústico en un ambiente urbano, o potenciarlo en zonas rurales. Suelos, zócalos o persianas son los ideales para utilizar estos materiales biodegradables y que reducen la huella de carbono de una nueva construcción.

Instalaciones para el ahorro energético desde plano

Planificar las instalaciones potenciará sin duda el ahorro energético. Desde la instalación de placas solares (térmica o fotovoltaicas), hasta sistemas de recogida de agua de lluvia. Dotar a la vivienda de luces solares en el exterior, o bien, de sistemas de domótica que vía sensores apaguen o enciendan solo cuando sea necesario. Otras instalaciones como griferías con filtros de aire para reducir el caudal de agua sin que afecte a la presión, o la redistribución del agua de condensación del aire acondicionado para regar un jardín vertical con riego por goteo. Sin olvidar la posibilidad de hacerse con una caldera de biomasa o instalar un recuperador de calor en función de las necesidades de la nueva vivienda eficiente.

Otros artículos de interés

  • Microviviendas: Pequeño Espacio, Grandes Posibilidades

    Microviviendas: Pequeño Espacio, Grandes Posibilidades

    La moda de las microviviendas ha venido para quedarse. La necesidad de aumentar la oferta en el mercado inmobiliario, la falta de suelo urbanizable y la aglomeración en las grandes ciudades generó esta nueva tendencia en los años 90. Fabricadas con contenedores de barco o creadas como un modo más sostenible de redistribuir grandes edificios en las ciudades, las minicasas o tiny houses son espacios que se adaptan al estilo de vida de sus propietarios.

    Leer más
  • Cortinas de cristal para terrazas para disfrutar de una tarde de manualidades en familia

    ¿Cómo aprovechan sus espacios acristalados los clientes de Lumon?

    Un reciente estudio realizado a nuestros clientes revela una tendencia notable: cerca del 25-29% de los encuestados están utilizando sus espacios al aire libre más de lo esperado tras la incorporación del acristalamiento. Aunque el concepto de acristalar terrazas se está normalizando, especialmente en los países nórdicos, la encuesta muestra que el verdadero beneficio del acristalamiento de terrazas no se termina de comprender hasta que se convierte en una parte natural de la vida cotidiana.

    Leer más
  • La fábrica de Lumon en España recibe la visita de la embajadora de Finlandia, Sara Rautio

    Lumon, líder mundial en soluciones de acristalamiento, recibió la visita de la embajadora de Finlandia en España, Sari Rautio, junto a José Ramón Carmona, Secretario 3º de la Mesa del Parlamento Andaluz y Concejal de Urbanismo, Logística y Obras del Ayuntamiento de Antequera; Borja Sallago, arquitecto de BSarquitectura; y Guillermo Solano, Senior Advisor en BusinessFinland. Este evento marcó un hito en la colaboración entre Finlandia y España, destacando el papel crucial de Lumon en el impulso del empleo y el desarrollo sostenible en el sur de España.

    Leer más