Hoy día es por todos conocido, y en esto coincide la comunidad científica, que si queremos vidas más longevas y disfrutar de una mayor calidad de vida es fundamental prestar atención a factores medioambientales, acercarnos a la naturaleza y vivir vidas más saludables. Es cierto que el cemento ha ido ganando sitio en la ciudad de manera irrevocable, ocupando casi la totalidad del espacio urbano, pero esta tendencia está dando paso a una nueva concepción de la ciudad mucho más sostenible y avanzada, donde los espacios verdes jugarán un papel fundamental. Esta conciencia ha llegado para quedarse pero, por desgracia, no es aun algo que muchos podamos ver o disfrutar en nuestro ajetreado día a día como urbanitas que somos.

Hemos empezado a valorar e interiorizar estas ideas, a convertirlas en parte de nuestra forma de ver y entender la vida, de nuestra filosofía, de lo que queremos para nosotros y para los nuestros. El problema es que la mayoría de las veces no encontramos respuesta a esas preocupaciones en nuestro entorno más cercano, y por tanto se precisa de una actitud mucho más proactiva. Y si esto es así, ¿por qué no crear nuestros propios espacios verdes?

Es una realidad que la mayoría de los pisos y apartamentos que disponen de terraza tienen este espacio completamente desaprovechado.

Teniendo este privilegio es una pena no aprovecharlo, por ejemplo, para convertirlo en un agradable jardín donde recuperar ese contacto perdido con la naturaleza. Incluso, si vamos un paso más allá, crear un pequeño huerto ecológico donde plantar vegetales y plantas aromáticas que llevar a nuestra mesa.

Lumon puede ayudarte a hacer de tu terraza un peculiar jardín, lleno de luz y de vida, donde recuperar esos pequeños placeres que muchas veces olvidamos y que tanta satisfacción nos reportan, donde cultivar tus plantas resguardadas y protegidas de los elementos.

Desde plantas ornamentales y plantas hortícolas y vegetales, a especies exóticas o de colección, todo tiene cabida gracias a las características propias de este pequeño jardín, un espacio útil no solo para proteger las plantas de vientos o plagas, sino para cultivar plantas fuera de temporada o en climas poco favorables. Las diversas tareas de mantenimiento requieren un mínimo de tiempo y de dedicación. Al principio puede parecer complicado saber cuándo es el mejor momento para sembrar, plantar, regar o podar, pero con un mínimo de información y con la práctica cotidiana iremos adquiriendo la experiencia necesaria para acometer estas tareas.

Somos conscientes de que hay decisiones cotidianas que pueden cambiar nuestra calidad de vida, decisiones por las que merece la pena esforzarse y tomar la iniciativa. Darle un nuevo enfoque a nuestra terraza para acercarnos a un estilo de vida más saludable y natural es, sin duda, una de ellas.